EarthSky // Entrevistas // La Tierra Oct 21, 2013

¿Por qué se encienden las luciérnagas?

El brillo pulsante de una luciérnaga es una maravilla nocturna, y es también un lenguaje único, y a veces mortífero, de amor.

Las luciérnagas, también conocidas como bichos de luz, son unas maravillas de la noche, añadiendo destellos a los ocasos de verano. Muchos niños han pasado horas gloriosas persiguiéndolas. Y quizá te hayas preguntado: ¿por qué se iluminan estos insectos?

A la luz que generan los seres vivos se le llama bioluminiscencia. Las luciérnagas se iluminan gracias a un compuesto orgánico, que se encuentra en sus abdómenes llamado luciferina, que en latín significa “portador de luz”. A medida que el aire entra como una ráfaga al abdomen de las luciérnagas, el aire reacciona con la luciferina, produciendo el familiar brillo verdoso amarillento.

Según Sofía Rodríguez, zoóloga en la Universidad de Texas en Austin especializada en la comunicación animal, esta luz a veces es llamada “fría” porque genera poco o nada de calor. En contraste, la energía que un foco incandescente libera equivale a aproximadamente 10% de luz y 90% de calor.

Sofía Rodríguez: Los organismos van a utilizar una forma de comunicar que es muy eficiente en su medio. Entonces esta forma es muy eficiente para comunicarse en la noche.

Crédito de la imagen: Quit007

Las luciérnagas son capaces de producir distintos patrones de centelleo por medio de la regulación del flujo de aire a sus abdómenes. Existen más de 2000 especies conocidas de luciérnagas. No todas las especies se iluminan, pero la mayoría sí lo hacen, y cada una de éstas tiene un patrón único de luz centelleante.

Sofía Rodríguez: Si un macho quiere atraer una hembra, va a producir cierta patrón de frecuencia e intensidad de luz que va a señalar a la hembra que es de la misma especie. La hembra va a conocer que es un macho de la misma especie y la atrae. Entonces va a responder con una cierta patrón de intensidad de luz y de frecuencia que le va a decir al macho que está receptiva.

Pero no todos los destellos de las luciérnagas son motivados por intereses románticos. Aunque todas las especies de luciérnagas tienen su propio patrón de centelleo, algunas hembras imitan los patrones de otras especies.

Sofía Rodríguez: Producen señales para engañar otros individuos que se acerquen y finalmente ella lo que quiere hacer es comérselo. Hay muchos animales que utilizan señales de otros especies para engañar y aprovecharse.

Así que la próxima vez que veas una luciérnaga, recuerda que su luz parpadeante no es solamente una maravilla de la noche. También es un único, y a veces mortal, lenguaje de amor.

Agradecemos a la Fundación Nacional de la Ciencia, donde comienzan los descubrimientos.

  • http://facebook Carmen

    La perpetuacion de la especie y sus reglas básicas,seducir o atraer,multiplicarse,alimentarse.Muy interesante !!!

  • http://espanol.earthsky.org/ Luis Castilla

    Pobres luciérnagas macho! Jajaja

  • Santi

    Un dubte que la gent sempre ha tengut.
    Moltes gràcies AMICS !!!