EarthSky // // La Tierra Feb 20, 2013

La tierra desde el espacio: Océanos en conexión

Esta imagen nos muestra la zona central de Panamá y su canal de 80 km de largo, que conecta los Océanos Atlántico y Pacífico a través del Mar Caribe.

El Canal de Panamá, cuyas obras se completaron en el año 1914, es uno de los mayores proyectos de ingeniería del siglo pasado. Las esclusas en ambos lados del canal se utilizan para elevar a los barcos entrantes al nivel del canal, unos 26 metros, y bajarlos al nivel del mar cuando salen.

El canal ve pasar entre 12.000 y 15.000 embarcaciones al año. Un barco tarda entre 8 y 10 horas en pasar de un lado al otro.

Los barcos que entran, salen o esperan para a cruzar desde ambos lados del canal están marcados en rojo, verde y azul. Incluso podemos verlos dentro del canal y en el Lago Gatun.

El Lago Gatun es un lago artificial creado entre 1904 y 1914 como parte del sistema de aguas del Canal de Panamá. Dado que Panamá tiene una época invernal seca, el agua de más almacenada en el lago ayuda a mantener las esclusas operativas.

También, cerca de cada extremo del canal, los reflejos de los radares aparecen como grupos de puntos blancos, en la costa sur en la ciudad de Panamá, y en la costa norte en Colón.

Esta nación centroamericana tiene más o menos el tamaño de la República Checa. Disfruta de un clima tropical y es un atractivo destino turístico por sus playas, montañas y bosques tropicales.

En la década de 1940, cerca del 70% de Panamá estaba cubierta por bosques. Hoy, los bosques cubren menos de la mitad del país, principalmente debido a la explotación forestal, el desarrollo de infraestructuras y la ganadería.

Los bosques juegan un importante papel en el ciclo del carbono de la Tierra al absorber el carbono de la atmósfera, y la reducción de la superficie boscosa puede tener efectos muy negativos en nuestro clima.

Esta imagen es una composición a partir de tres fotografías tomadas por el radar de Envisat el 24 de diciembre de 2011, el 23 de enero de 2012 y el 22 de febrero de 2012.

Fuente: ESA