EarthSky // Entrevistas // La Tierra Jan 08, 2014

El impacto de la perdida del hielo marino

La Tierra está perdiendo su cobertura de hielo del océano. Eso podría significar que la Tierra se calentará aún más.

Tal vez hayas escuchado que el cambio climático está afectando seriamente a las regiones polares de la Tierra. ¿Cómo sabemos que esto está sucediendo? Y ¿cómo podría esto afectar el clima a nivel mundial?

Mientras que la Antártida – el área sobre el Polo Sur – es un continente de tierra rodeado por océano, el Ártico – en el Polo Norte – es un océano rodeado por tierra. Así, los dos polos terrestres se comportan de manera diferente ante el calentamiento climático de la Tierra en las últimas décadas.

El cambio más radical ha ocurrido en el Ártico, donde el hielo marino ha decrecido drásticamente durante las temporadas de verano.

Esta imagen de timelapse, basada en los datos de satélite, muestra el mínimo anual del hielo marino del Ártico desde el 1979.

¿Cuáles son algunas de las causas del cambio climático?

Video: El nacimiento del iceberg más grande jamás filmado

Cada año, el hielo marino del Ártico crece durante el invierno y se derrite durante el verano. Por lo general alcanza su punto mínimo, con la menor cantidad de hielo en estado sólido, durante el mes de septiembre. El total de hielo que se derrite varía mucho de un año a otro. Sin embargo, la tendencia de los últimos años ha marcado una fuerte baja del hielo marino en el Ártico. Agosto y septiembre de 2012 trajeron la menor cantidad de hielo marino ártico en comparación con cualquier otro momento desde al menos 1979, cuando comenzaron las primeras mediciones satelitales confiables.

Hablamos con Claire Parkinson de la NASA. Ella explicó que muchos científicos ahora creen que el Ártico estará libre de hielo durante el verano en algún momento de este siglo.

¿Cuál es el estado de los bosques a nivel mundial?

Claire Parkinson: Y lo sabemos gracias a los datos proporcionados por el satélite que desde fines de 1970 muestra claramente cómo el hielo marino a nivel general ha disminuido. Vemos esa disminución en todas las estaciones del año y en cada región del Ártico. Para el Ártico en su totalidad, la disminución es de aproximadamente tres a cuatro por ciento cada década.

En otras palabras, cada año, estamos perdiendo en promedio un área de hielo marino que corresponde aproximadamente al tamaño de Suiza. Algunos dicen que la pérdida de hielo marino ártico podría ser algo positivo, ya que abriría una nueva vía marítima a través de latitudes nórdicas de la Tierra durante el verano. Si bien ello podría ocurrir, lo que parece seguro es que el Ártico que existe hoy en día va a cambiar – como los científicos pronostican – si el calentamiento del planeta continúa en este siglo.

El hielo marino en el estrecho de McClure en el ártico canadiense. Crédito: <a href='http://www.flickr.com/photos/gsfc/4909982051/' target='_blank'> NASA</a>

Claire Parkinson: Habría múltiples repercusiones sobre diversas formas de vida. Esto implicaría un impacto importante sobre seres vivos que van desde las especies de gran tamaño como osos polares y morsas hasta los diminutos organismos microscópicos que efectivamente viven al interior del hielo. Hay organismos que viven en el interior del hielo durante todo su ciclo vital. Por lo tanto, si el hielo desaparece, todo su hábitat desaparece.

Claire Parkinson sobre el uso del satélite Aqua para monitorear cambios en la Tierra

Cynthia Rosenzweig: Cambio climático y las ciudades

Es más, los científicos afirman que el hielo del Ártico tiene múltiples efectos sobre la totalidad de nuestro planeta debido a que el hielo marino es un poderoso aislante entre los océanos de la Tierra y su atmósfera.

Claire Parkinson: La falta de hielo en el Ártico durante el verano tendría un gran impacto climático. La radiación solar que baja hasta el Ártico ya no sería reflejada de vuelta al espacio por el hielo. Por el contrario, sería absorbida por el océano debido a que el océano absorbe fácilmente la radiación solar. Por lo tanto, ello calentaría todo el sistema mundial.

Es por esto que la pérdida de hielo marino del Ártico podría desencadenar fenómenos meteorológicos extremos en ciertas áreas de la Tierra, en tanto que aumentaría el nivel del calentamiento del planeta a nivel global.