EarthSky // Artículos // La Humanidad Aug 13, 2012

Todo lo que necesitas saber: Las Chinches

Ten cuidado con lo que traigas a casa en tu maleta. Por estos días, podrías desempacar un diminuto vampiro.

Ten cuidado con lo que traigas a casa en tu maleta. Por estos días, podrías desempacar un diminuto vampiro. ¡Las chinches están de vuelta! Y se alimentan de sangre humana.

Las chinches han estado con nosotros por muchos miles de años, desde que los seres humanos vivíamos en cavernas. A principios de los años cuarenta, las chinches fueron en su mayoría erradicadas del mundo desarrollado, con la ayuda de fuertes pesticidas, que además eliminaban hormigas y cucarachas. Sin embargo, en la actualidad, se usan menos pesticidas, y la gente viaja con mayor frecuencia.

Picaduras de Chinches. Crédito: louento.pix

Como resultado, las chinches han regresado. Han invadido casas, hoteles, residencias de ancianos, residencias universitarias e incluso oficinas y salas de cine.

Son resistentes; pueden sobrevivir a una amplia gama de temperaturas. No les molesta si hace calor o si el clima está seco; y si se torna demasiado frío, pueden entrar en un estado de semi-hibernación. Pueden sobrevivir sin comer por un año. Y miles de estas chinches pueden infectar una sola habitación.

A estos insectos parásitos les gustan los sofás, los cojines y en especial, las camas. Se esconden en las diminutas hendiduras de las costuras de colchones o detrás de enchufes eléctricos. Las chinches se vuelven activas principalmente durante la noche, cuando se pueden alimentar de ti, sin que te des cuenta. Ellas sienten tu respiración mientras duermes. Emplean sensores de calor ubicados en sus antenas para detectar tu piel expuesta: un tobillo o un brazo. Luego entierran sus largos picos en tu piel y succionan tu sangre. Las chinches devoran su comida de sangre.

Si descubres protuberancias rojizas que te provocan picazón, ronchas o sarpullidos en tu piel, las chinches podrían ser la causa. ¿Cómo puedes saberlo con seguridad? Lo primero es… examinar si hay chinches. Son pequeñas, casi tan grandes como la semilla de una manzana. Son planas y de forma ovalada, generalmente de color marrón-rojizo, o a veces de un color más claro que el de la paja. Tienen antenas visibles y ojos en forma de cono.

Crédito de la imagen: CDC

Para erradicar a las chinches de tu hogar, necesitas a un exterminador.

¿La mejor manera de no resultar invadido por estos insectos? Aprende a reconocer sus indicios. Descúbrelas por su aspecto. Nota las manchas que dejan en las fundas. En lugares excesivamente infestados de chinches, podrías incluso percibir un dulce olor a humedad en una habitación, el cual es emitido por las glándulas odoríferas de estos insectos. Se dice que su olor es similar al de frambuesas podridas.

Si ves algún indicio de la presencia de chinches, cierra tu maleta y ¡sal de ahí!

Para obtener más ayuda y solucionar problemas específicamente relacionados con chinches, ve a una biblioteca o entra a la Internet para encontrar más ideas sobre cómo erradicarlas en tu hogar, y cómo mantenerte libre de ellas al momento de viajar.

De esta forma, cuando regreses a tu hogar y desempaques tu maleta, los únicos recuerdos que estarás trayendo a casa serán aquellos obsequios que deseas darle a tu familia.

¿Predijeron los Mayas que el mundo terminaría en 2012?

¿Pueden provocar cáncer los teléfonos celulares?

¿Chocará un asteroide asesino contra la Tierra?

La Inversión Magnética de los Polos

¿Se convertirá Betelgeuse en un segundo sol?

¿Son peligrosas las tormentas solares?