EarthSky // Entrevistas // La Humanidad Jun 13, 2014

¿Qué se entiende por “orgánico”?

En general, los alimentos convencionales cuestan menos, pero ¿será la comida orgánica más confiable o más nutritiva?

Los alimentos orgánicos – alguna vez sólo disponibles en tiendas de alimentos naturistas – se pueden encontrar cada vez más seguido en los supermercados regulares. Y si tú eres como muchos otros, esto crea un dilema al momento de elegir qué comprar. En general, los alimentos convencionales cuestan menos, pero ¿será la comida orgánica más confiable o más nutritiva?

Para entender más, hablamos con Miguel Altieri, un agroecólogo de la Universidad de California en Berkeley.

El sello del USDA. Los productos etiquetados con este sello deben contener 95% o más de ingredientes orgánicos.

Miguel Altieri: Hay una certificación orgánica en los Estados Unidos del USDA – significa productos alimenticios de origen animal o vegetal que fueron producidos sin la utilización de productos sintéticos químicos, es decir, insecticidas, fungicidas, herbicidas, fertilizantes. Sin embargo pueden utilizar productos naturales como el compost, la materia orgánica y ciertos productos microbianos que se consideran naturales.

Además, los alimentos orgánicos no pueden incluir organismos genéticamente modificados. Tampoco pueden ser elaborados usando irradiación, solventes industriales, aditivos alimenticios químicos. Los animales que producen carne, huevos y productos lácteos orgánicos no ingieren ni antibióticos, ni hormonas de crecimiento.

Para saber si un alimento es orgánico, busca el sello ecológico del USDA (Departamento de Agricultura de los EE.UU). Los alimentos etiquetados como “100% orgánico” deben ser completamente orgánicos, o sus ingredientes deben ser todos orgánicos. Estos productos pueden llevar el sello USDA. Los productos etiquetados “orgánico” deben contener 95% o más de ingredientes orgánicos. Estos productos también pueden tener el sello USDA; y los productos etiquetados “hecho con ingredientes orgánicos” deben contener 70% o más de ingredientes orgánicos, pero estos productos no pueden llevar el sello.

Miguel Altieri: Es una definición en los Estados Unidos universal. Sin embargo, hay agricultores que se distinguen de otros porque en adición a tener la etiqueta del USDA, tienen otra etiqueta como – en el caso de California el CCOF (California Certified Organic Farmers) – que le dan una calidad mayor.

El cultivo convencional de las fresas usa una gran cantidad de pesticidas. Crédito de la imagen: Manchester-Monkey

Una típica pregunta sobre los alimentos orgánicos es si acaso son más nutritivos. La respuesta a esta pregunta depende de a quién se le pregunte.

Un estudio reciente de la Universidad de Stanford concluyó que los alimentos producidos en forma orgánica y aquellos producidos convencionalmente son nutricionalmente comparables. Sin embargo, este estudio genera controversia. Por ejemplo, un equipo de la Universidad de Newcastle en Inglaterra analizó los mismos datos el año anterior y llegaron a una conclusión diferente: los alimentos orgánicos son más nutritivos.

Miguel Altieri: Yo creo el estudio de Stanford no es suficiente – ignora toda la literatura que ha surgido en Europa.

Más allá de si los alimentos orgánicos son o no más nutritivos, hay otras ventajas en la compra de estos productos. Algunas personas compran alimentos orgánicos con el fin de evitar aditivos químicos tales como edulcorantes, colorantes y saborizantes artificiales. Otros lo hacen por razones ambientales. De hecho, las prácticas de la agricultura orgánica están diseñadas para limitar la contaminación y preservar la calidad del agua y del suelo. Además, los consumidores pueden elegir alimentos orgánicos como una manera de limitar su exposición a los pesticidas sintéticos y otros productos químicos.

Miguel Altieri: Los peores son las fresas, uvas, tomates – usan muchísimos pesticidas.

Es evidente que sólo porque un producto diga que es orgánico no significa necesariamente que sea de manera instantánea saludable. Algunos productos orgánicos también pueden poseer considerables cantidades de azúcar, sal, grasa o calorías. Sin embargo, puede que prefieras este azúcar, sal, grasa o calorías a sus contrapartes convencionales.