EarthSky // Artículos // La Humanidad Feb 18, 2013

Ingenieros emulan cómo el Pavo Real crea sus colores

Imitar los colores del Pavo Real se ha convertido en un enfoque de avanzada para el desarrollo de la próxima generación de pantallas reflectantes.

Ingenieros intentan imitar el modo en que los pavos reales ostentan sus colores. A este ejercicio se le denomina ‘biomimesis’, el cual consiste en emular la naturaleza con el fin de desarrollar algo de utilidad para la humanidad.

La biomimesis y la ciencia moderna

El color madre perla, o nácar, de la cola del pavo real no se genera a partir de químicos, sino con texturas. Dispuestas con precisión las bárbulas (o filamentos) de las plumas reflejan ciertas longitudes de onda de la luz, y es así como los colores resultantes se perciben de modo diferente dependiendo del movimiento del animal o del observador.

El color madre perla, o nácar, de la cola del pavo real no se genera a partir de químicos, sino con texturas. Crédito de la imagen: siliconwombat

Imitar este sistema (a excepción del efecto del arco iris) se ha convertido en un enfoque de avanzada para el desarrollo de la próxima generación de pantallas reflectantes. Esta nueva investigación podría derivar en renovados libros (e-books) y otras publicaciones electrónicas a color, así como también en pantallas reflectantes a color que no necesiten luz propia para ser legibles. Los científicos señalan que estas pantallas reflectantes consumen menos energía que sus contrapartes retroiluminadas en los computadores portátiles, tablets, teléfonos inteligentes y televisores.

Cómo un martín pescador inspiró un tren bala

Para el estudio, publicado en la revista Scientific Reports, los investigadores se valieron de la capacidad de la luz para concentrarse en surcos metálicos a nano escala y quedar atrapada en su interior. Con esta técnica, descubrieron que los matices reflejados permanecían estables independiente del ángulo del espectador.

Para demostrar su mecanismo, los investigadores grabaron surcos a nano escala en una placa de cristal con la misma técnica habitualmente empleada para fabricar circuitos integrados o chips de computadora. Afirman que, con esta técnica, han logrado avances en la toma de imágenes estáticas y que esperan, en un futuro cercano, desarrollar una versión de imagen en movimiento.