EarthSky // Artículos // La Humanidad Nov 20, 2012

Acuicultura en mar abierto

Algunas compañías han experimentado una manera de cultivar más peces con menos impacto al medio ambiente.

Las reservas de peces silvestres se están acabando y investigadores calculan que el 50 por ciento de los frutos de mar consumidos en el planeta en la actualidad proviene de la acuicultura, es decir, del cultivo de peces en granjas.

Algunas de las granjas de peces hoy en día han sido criticadas por las condiciones apiñadas en las que crecen los peces, que resultan poco sanas para el medio ambiente y para los peces en sí. Bióloga Marina Catalina Cuellar-Gempler de la Universidad de Texas en Austin nos explica más.

Catalina Cuellar-Gempler: El problema es que con densidades de animales más altas, las enfermedades en las peces son más factibles. Entonces es necesario agregar pesticidas, antibióticos y todos estos aditivos químicos. Al cambiar el agua se va a eliminar y liberar todas estos químicos en los sistemas naturales.

Mientras tanto, algunas compañías han experimentado una manera de cultivar más peces con menos impacto al medio ambiente.

Esto requiere que el cultivo de peces sea en aguas mas profundas que las requeridas por la acuicultura convencional, la cual tiene un éxito potencial de mas de 3.4 millones de millas cuadradas de las aguas estadounidenses.

Catalina Cuellar-Gempler: Cuando tienes un sistema en aguas abiertas no vas a tener el problema del acumulación de materia orgánica que tienes en un sistema cerrado. Por que el flujo de agua pasando a través de las jaulas se lleva el exceso de nutrientes y lo disuelve en el resto del sistema marinos.

Estas se llaman Aquapod, una jaula de peces sin anclar, que puede amarrarse a un bote a la deriva en mar abierto. En recientes pruebas realizadas por Kampachi Farms –una compañía de acuicultura que se encuentra en Hawái– este artefacto se desvió a la costa oeste de Hawái. Permaneció a una distancia de tres a 75 millas desde la costa en aguas de hasta dos millas de profundidad.

Crédito de la imagen: Rick Decker

La compañía Kampachi Farms obtuvo su nombre de los peces kampachi. Son medregales o peces cola amarilla, nativos de las aguas de Hawái. Estos pescados son de muy buena calidad, y se utilizan usualmente para hacer sashimi.

La compañía produjo kampachi en un criadero de peces en tierra, y luego los peces fueron colocados en un Aquapod para su cultivo. Inicialmente, llenaron la jaula de aproximadamente 2.000 alevines de aproximadamente media libra. Alimentaron a los peces jóvenes con una proporción significativa de harina y aceite de soja a través de una manguera desde el barco al que estaba conectada la jaula. Los peces crecieron bien, y el impacto ambiental fue mínimo, de acuerdo con Kampachi Farms.

Durante el experimento, los operarios comentaron que vieron delfines, ballenas y otras especies de mar. Ninguno de estos animales pareció molestarse por la presencia del Aquapod.

Las compañías ahora están tratando de ayudar a elaborar un marco federal regulatorio. Están desarrollando la tecnología en sí, tratando de que ésta sea más eficaz. Y se están preguntando qué tipo de especies serían las más apropiadas para la acuicultura en mar abierto.

De todas formas, la investigación médica ha demostrado que es sabio comer frutos de mar. Es bueno para el corazón y pudiera ayudar a mantener tu cerebro más joven durante más tiempo.

Catalina Cuellar-Gempler: El pescado es una fuente muy importante de proteína y ha sido durante la historia de la humanidad. En adición a ser una fuente de proteína es fuente de vitaminas, de hierro y de omega 3.

Además, la población mundial está creciendo. Con las crecientes demandas de los frutos de mar, se necesitará que una mayor cantidad provenga de fuentes granjeras. La acuicultura en mar abierto podría ser parte de la solución para ayudar a alimentar a la gente y a la vez ayudar a mantener los océanos saludables.

Agradecemos a la Fundación Nacional de la Ciencia, donde comienzan los descubrimientos.