EarthSky // Entrevistas // Guías Astronómicas Dec 12, 2012

Nueva lluvia de meteoros podría combinar con las Gemínidas

El mejor momento para observar es durante las horas de oscuridad, antes del amanecer, el viernes 14 de diciembre.

Si está a la intemperie después de la puesta del Sol, esta semana, permanezca atento a los meteoros. No solamente la lluvia de meteoros Gemínidas desplegará su actividad a medida que la Tierra atraviese una corriente de escombros del “cometa rocoso” 3200 Faetón (Phaethon, en idioma inglés), sino que también, según los pronósticos, podría aparecer una nueva lluvia de meteoros.

Cometa 46P/Wirtanen. Crédito de la fotografía: T. Credner, J. Jockers, T.Bonev / Max-Planck-Institut fur Aeronomie

“El origen de la nueva lluvia es el cometa Wirtanen”, afirma Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides (Meteoroid Environment Office, en idioma inglés), de la NASA. “Al golpear contra la atmósfera de la Tierra, el polvo de este cometa podría producir hasta 30 meteoros por hora”.

El cometa Wirtanen fue descubierto en el año 1948, apenas después de la Segunda Guerra Mundial, y tarda 5,4 años en completar una órbita alrededor del Sol. Alcanza su punto más cercano al Sol justo fuera de la órbita de la Tierra. A pesar de que este cometa ha pasado por la órbita de la Tierra muchas veces, nuestro planeta nunca había ingresado en sus corrientes de polvo. Pero en 2012 esto podría ser diferente.

Modelos hechos por computadora, ejecutados por el pronosticador ruso Mikhail Maslov, predicen hasta cuatro corrientes, las cuales cruzarán entre el 10 y el 14 de diciembre.
“Este período también incluye el punto de máxima intensidad de la potente lluvia anual de meteoros Gemínidas”, destaca Cooke.

Para los observadores del cielo, él recomienda experimentar una “noche de meteoros”, después de la puesta del Sol, el 13 de diciembre, cuando las corrientes de escombros entrecruzadas podrían producir la mayor cantidad combinada de estrellas fugaces. “Los meteoros que provengan de la nueva lluvia (si la hubiera) serán visibles durante las primeras horas de la noche. Las Gemínidas harán su aparición más tarde y se las podrá observar hasta el amanecer”, expresó Cooke.

La nueva lluvia todavía no tiene nombre. Antes de darle un nombre, los astrónomos esperarán para ver si es real. Si algunos meteoros se materializan, quizás se los podría llamar “Píscidas”. El radiante de la lluvia está ubicado en la constelación de Piscis, según los modelos dinámicos de la corriente de escombros propuestos por Maslov. Asimismo, el investigador predice que los meteoros se moverán muy lentamente, lo que podría ayudar a los observadores del cielo novatos a distinguirlos de las más veloces Gemínidas.

Cielo del Sur después de la puesta del Sol, a mediados de diciembre. Los meteoros de la nueva lluvia, si la hubiera, emergerían desde el radiante en la constelación de Piscis.

No se puede perder la caza de meteoros el 13 y el 14 de diciembre porque, tal como relata Cooke, aun cuando la nueva lluvia sea falsa, las Gemínidas deberían ser grandiosas. Sin una Luna brillante que arruine el espectáculo, los observadores de las áreas rurales deberían poder ver hasta 120 meteoros Gemínidas por hora. El mejor momento para observar es durante las horas de oscuridad, antes del amanecer, el viernes 14 de diciembre.

¡Que disfrute del/de los espectáculo/s!