EarthSky // Artículos // Guías Astronómicas Feb 04, 2013

Luz zodiacal: una pirámide brillante al Oeste en la oscuridad

En el Hemisferio Norte, las noches sin Luna a finales del invierno y principios de la primavera son las mejores para ver la luz zodiacal cuando cae la noche.

La luz zodiacal es una banda débil de luz, que parece como un triángulo, que puede apreciarse en el cielo nocturno. Se extiende a lo largo del plano de la eclíptica donde se encuentran las constelaciones del Zodíaco.

En el Hemisferio Norte, las noches sin Luna a finales del invierno y principios de la primavera son las mejores para ver la luz zodiacal cuando cae la noche. En tanto, en el Hemisferio Sur, donde en la actualidad el verano se acerca su fin, resulta la mejor época del año para ver la luz zodiacal antes del amanecer.

Guía para ver los cinco planetas visibles

Como ver el destello verde a la puesta del sol

Para nosotros en el Hemisferio Norte, la luz zodiacal aparece una vez que todo rastro de luz crepuscular haya dejado el cielo, para dar paso a la noche oscura. Se percibe como una pirámide de luz nebulosa al Oeste una vez que haya oscuridad total. Por ende, necesitarás un lugar con un cielo oscuro para poder verla.

La luz zodiacal en el Observatorio Paranal de Chile. Crédito: ESO / Y. Beletsky

A finales de invierno y principios de primavera, la luz zodiacal es más visible luego de la puesta de Sol, debido a que la Eclíptica (la línea que traza el Sol y diversos planetas) se encuentra prácticamente en forma perpendicular con respecto al horizonte cuando se pone el Sol y empieza a oscurecer durante las noches de esos meses. Salvo la tenue luz del crepúsculo, no hay una tonalidad rosa como la luz zodiacal, ya que la luz se origina fuera de nuestra atmósfera.

¿Por qué el cielo se torna rojo al atardecer?

Cuando veas la luz zodiacal, lo que estarás mirando en verdad será el plano de nuestro Sistema solar, pero como de costado. La luz zodiacal es, en realidad, la luz del Sol reflejada en las partículas de polvo que se mueven en el mismo plano en que la Tierra y los demás planetas orbitan alrededor del Sol.