EarthSky // Artículos // Guías Astronómicas Aug 12, 2011

Luna Creciente o Luna Nueva Visible

En esta fase lunar, la Tierra, la Luna y el Sol están casi alineados en el espacio. Conoce más acerca las fases lunares en esta serie de artículos sobre nuestra eterna acompañante.

La Luna Creciente – también llamada “Luna Nueva Visible” o “Luna Joven” – se podrá ver siempre en el oeste después de la puesta del Sol. En esta fase lunar, la Tierra, la Luna y el Sol están casi alineados en el espacio. Si estuvieran más alineados, como lo están durante la Luna Nueva o Novilunio, no veríamos a la Luna. Ésta viajaría por la bóveda celeste durante el día, perdiéndose en el resplandor del Sol. En cambio, la Luna Creciente se ve entre uno y varios días después del Novilunio. Sale entre una y varias horas después del Sol y lo sigue a través del cielo durante el día. Cuando el Sol se pone y oscurece, la Luna se podrá ver en el poniente.

Debido a que la Luna Creciente está casi alineada con la Tierra y el Sol, la “cara iluminada” se encuentra viendo hacia el lado opuesto de la Tierra, razón por la cual sólo vemos una delgada fracción de su “cara iluminada”, que sería la Luna Creciente. Cada noche, debido a que la Luna se mueve en dirección Este en su órbita alrededor de la Tierra, esta aparece más alejada del resplandor de la puesta del Sol. Todas las noches, a medida que el movimiento de su órbita la aleja cada vez más de la Tierra, vemos más clara su “cara iluminada”. Por esta razón, cada noche en el Oeste después de la puesta del Sol, la Luna parece crecer más o ponerse más gorda.

Toma en cuenta que la Luna Creciente no tiene nada que ver con la sombra de la Tierra sobre la Luna. La única vez que la sombra de la Tierra puede descender sobre la Luna es durante la Luna Llena, en un eclipse lunar. La sombra de una Luna Creciente es la sombra de la propia Luna donde, al igual que en la Tierra, la noche sucede en la parte donde aún no llega la luz del Sol.

Algunas veces se ve un resplandor pálido en la porción oscura (lado nocturno) de la Luna Creciente. Este resplandor se debe a la luz reflejada desde el “lado iluminado” de la Tierra y se le llama “brillo terrestre”.

Progresar a la fase Cuarto Creciente

Regresar a Entendiendo las Fases Lunares