EarthSky // Artículos // Guías Astronómicas Jun 08, 2014

La Luna y Júpiter al oeste después del atardecer el 29 de junio

El cuarto creciente de la Luna y el planeta Júpiter se verán bajos al oeste después del atardecer el 29 de junio

Los primeros dos cuerpos celestiales en aparecer después del atardecer, el 29 de junio, serán la Luna y el deslumbrante planeta Júpiter. Esto se debe a que la Luna y Júpiter estarán categorizados como el segundo y tercer cuerpo celestial más brillante, respectivamente, en el cielo nocturno de junio del 2014. Busca el brillo de la Luna y de Júpiter bajo al oeste-noroeste (por encima del punto del atardecer en el horizonte) unos 45 a 60 minutos después del atardecer. Poco después, el brillante par desaparecerá debajo del horizonte.

Si tienes binoculares, tráetelos. Con o sin binoculares, observa el lado oscuro del cuarto creciente de la Luna. A ese suave brillo del lado oscuro de la Luna, se le conoce como claro de luna; es la luz solar reflejada de la Tierra y de vuelta a la Luna. A propósito, estos dos mundos –la Luna y Júpiter– son visibles porque reflejan la luz del Sol. Las estrellas, por otra parte, brillan con su propia luz.

Nuestro mapa celestial (arriba del artículo posteado) está diseñado para las latitudes medias nortes de Norteamérica. Pero irrespectivamente del sitio en que vivas en el mundo, podrás detectar el cuarto creciente de la Luna después del atardecer y luego busca al cercano Júpiter. La Luna se acercará mucho más a Júpiter al anochecer (el 29 de junio) de acuerdo con lo observado desde el hemisferio oriental del mundo –Europa, África, Asia, Australia y Nueva Zelandia– que desde las Américas.