EarthSky // Artículos // Guías Astronómicas Apr 02, 2013

Calendario de Lluvia de Estrellas 2014

La próxima lluvia de estrellas de tamaño considerable será la de las Líridas, con mayor cantidad de meteoros la noche del 22 de abril.

El 22 de abril, 2014 antes el amanecer, las Líridas
La lluvia de meteoros Líridas – las estrellas fugaces de abril – dura desde alrededor del 16 hasta el 25 de abril. Los meteoros Líridas suelen ser brillantes y muchas veces dejan estelas. Se puede esperar alrededor de 10 a 20 meteoros por hora a su pico. Además, las Líridas son conocidas por arrebatos poco comunes que pueden aumentar la tasa hasta 100 por hora. Esos arrebatos raros no son fáciles a predecir, pero son una de las razones que las Líridas seductoras valen la pena observar alrededor de la mañana durante su pico. El radiante por esta lluvia está cerca de la estrella brillante Vega en la constelación de Lyra, que sale al noreste alrededor de las 10 p.m. en las tardes de abril. En 2014, la mañana de pico es el 22 de abril, pero podrías observar meteoros antes o después de esa fecha. Hay una última cuarta luna en el cielo durante el pico de las Líridas, que puede moderar el número de meteoros Líridas en 2014.

¿Cómo predicen los astrónomos las lluvias de meteoros?

¿Es posible escuchar un meteoro?

Guía para ver los cinco planetas visibles

Un meteoro Eta Aquarid captó el 5 de may por nuestra amiga de  Ann Dinsmore. ¡Muchas gracias Ann!

Un meteoro Eta Acuáridas captó el 5 de mayo por nuestra amiga de Ann Dinsmore. ¡Muchas gracias Ann!

CALENDARIO COMPLETO

Durante los primeros meses de cada año, hay siempre un memento de calma en la actividad de lluvia de meteoros, sin mayores lluvias de meteoros predichas entre los principios de enero y la segunda mitad de abril. A continuación… la lluvia de meteoros Líridas.

El 3 o 4 de enero, 2014, antes del amanecer, las Cuadrántidas
Aunque las Cuadrántidas pueden producir más de 100 meteoros por hora, el pico súbito de esta lluvia suele durar solo unas horas, y no viene siempre a una hora óptima. En otras palabras, tienes que estar en el sitio correcto de la Tierra para observar esta lluvia de meteoros en todo su esplendor. El punto radiante está en la parte del cielo que antes se consideraba la constelación Quadrans Muralis el Mural Cuadrante. Encontrarás este radiante cerca del famoso asterismo Osa Mayor, en el cielo del norte-noreste después de la medianoche y lo más alto antes del amanecer. Porque el radiante está bastante lejos al norte en el domo del cielo, el número de meteoros va a ser mayor en el hemisferio norte. En 2014, observa durante las primeras horas – después de la medianoche o antes del amanecer – el 3 de enero en Norteamérica y el 4 de enero en Asia. Afortunadamente, la cuarta luna creciente se pone después del anochecer, proveyendo un cielo oscuro para la observación de meteoros.

El 22 de abril, 2014 antes el amanecer, las Líridas
La lluvia de meteoros Líridas – las estrellas fugaces de abril – dura desde alrededor del 16 hasta el 25 de abril. Los meteoros Líridas suelen ser brillantes y muchas veces dejan estelas. Se puede esperar alrededor de 10 a 20 meteoros por hora a su pico. Además, las Líridas son conocidas por arrebatos poco comunes que pueden aumentar la tasa hasta 100 por hora. Esos arrebatos raros no son fáciles a predecir, pero son una de las razones que las Líridas seductoras valen la pena observar alrededor de la mañana durante su pico. El radiante por esta lluvia está cerca de la estrella brillante Vega en la constelación de Lyra, que sale al noreste alrededor de las 10 p.m. en las tardes de abril. En 2014, la mañana de pico es el 22 de abril, pero podrías observar meteoros antes o después de esa fecha. Hay una última cuarta luna en el cielo durante el pico de las Líridas, que puede moderar el número de meteoros Líridas en 2014.

El 5-7 de mayo, 2014 antes del amanecer, las Eta Acuáridas
Esta lluvia de meteoros tiene un máximo relativamente ancho – que significa que puedes observarla por varios días alrededor del pico predicho. El radiante está cerca de la estrella Eta en la constelación Acuario el portador de agua. El radiante viene sobre el horizonte oriental alrededor de las 4 a.m. hora local; esa es la hora en todas las localizaciones por todo el globo. Por eso, una o dos horas antes del amanecer suele ofrecer la mayor cantidad de meteoros Eta Acuáridas, no importa dónde estés en la Tierra. En las latitudes del norte – como éstas del norte de los Estados Unidos y el Canadá, o en el norte de Europa, por ejemplo – la cantidad de meteoros es típicamente menor para esta lluvia. En la mitad sur de los EE. UU., 10 a 20 meteoros por hora podrían ser visibles en un cielo oscuro. Más hacia el sur – por ejemplo, en las latitudes del hemisferio sur – la cantidad de meteoros aumenta dramáticamente, con tal vez dos o tres veces la cantidad de meteoros Eta Acuáridas pasando como rayos en el cielo del sur. Por la mayor parte, las Eta Acuáridas son una lluvia antes del amanecer. En 2014, la primera cuarta luna pondrá antes del mejor momento de observación de la lluvia Eta Acuáridas. La gran parte de la lluvia caerá probablemente el 6 de mayo, en las horas oscuras antes del amanecer. ¡Pero observa también el 5 y 7 de mayo! El pico ancho de esta lluvia significa que algunos meteoros volarán en la hora oscura antes del amanecer por unos días antes y después de la óptima fecha predicha.

A finales de Julio y a principios de Agosto, 2014, las Delta Acuáridas
Como las Eta Acuáridas en mayo, la lluvia de meteoros Delta Acuáridas en julio favorece el hemisferio sur y las latitudes tropicales del hemisferio norte. Los meteoros parecen radiar desde cerca de la estrella Skat o Delta en la constelación Acuario el Portador de Agua. La tasa máxima por hora puede llegar a 15-20 meteoros en un cielo oscuro. El pico nominal es alrededor del 29-30 de julio, pero, distinto a muchas lluvias de meteoros, las Delta Acuáridas carecen de un pico muy definido. Mejor, estos meteoros de velocidad media deambulan establemente a finales de julio y principios de agosto. Una hora o dos antes del amanecer normalmente presenta la vista más favorable de las Delta Acuáridas. Afortunadamente, a finales de julio, 2014, los bastantes borrosos meteoros Delta Acuáridas no tendrán que competir con la luz de la luna, como la cuarta luna creciente pondrá al principio de la tarde. Intenta observar a finales de julio y a principios de agosto, cuando la lluvia de meteoros Perseidas aumenta a su pico. La luna nueva a finales de julio 2014 hace este año un año favorable para la observación de las Delta Acuáridas.

El 10-13 de Agosto, 2014 antes del amanecer, las Perseidas
La lluvia de meteoros Perseidas es quizás la lluvia de meteoros más querida del año para el hemisferio norte, aunque tendrá que competir con la brillante luna gibosa menguante este año. La lluvia crece gradualmente a un pico, a menudo produciendo 50 a 100 meteoros por hora en un cielo oscuro a su pico, y, para aquellos en el hemisferio norte, esta lluvia viene cuando el clima es tibio. Las Perseidas suelen aumentar en número mientras la hora acerca la medianoche, y produce típicamente la cantidad mayor de meteoros en las primeras horas antes del amanecer. Radian desde un punto de la constelación Perseo el héroe, pero, como con todos los picos radiantes de lluvias de meteoros, no necesitas conocer Perseo para observar la lluvia de meteoros, mejor, los meteoros aparecen en todas partes del cielo. Son típicamente meteoros rápidos y brillantes. Con frecuencia dejan colas persistentes.
Cada año, puedes buscar las Perseidas alrededor del 10-13 de agosto. Combinan con la lluvia de meteoros Delta Acuáridas (arriba) para producir la demonstración más deslumbrante de estrellas fugaces. En 2014, los meteoros Perseidas pasarán como un rayo en las noches cortas del verano – el 10-13 de agosto – desde tarde en la noche hasta el amanecer, con gran interferencia de la luna gibosa menguante. Inténtalo de todos modos, como algunos Perseidas brillantes podrán superar los cielos dominados por la luna. Las mejores mañanas para la observación: el 11,12, y 13 de agosto.

El 7-8 de octubre, 2014, las Draconidas
El punto radiante para la lluvia de meteoros Draconidas casi coincide con la cabeza de la constelación Draco el Dragón en el cielo norte. Es por eso que se observan las Draconidas mejor desde el hemisferio norte. La lluvia Draconidas es una verdadera rareza, en que el punto radiante queda a su mayor altura en el cielo al anochecer. Eso significa que, distinto a muchas lluvias de meteoros, es probable que más Draconidas volarán en las horas de la tarde que en las horas de la mañana después de la medianoche. Esta lluvia es normalmente una durmiente, produciendo solo un puñado de meteoros lánguidos por hora en la mayoría de años. ¡Pero ten cuidado si despierte el Dragón! En instancias raras, Draco fogoso es conocido por lanzando muchos cientos de meteoros en una solo hora. En 2014, la luna llena se entrometerá en la lluvia Draconidas este año. Intenta observarla al anochecer y al principio de la tarde el 7 y 8 de octubre.

El 21 de octubre, 2014 antes del amanecer, las Orionidas
Durante una noche oscura, y sin luna, las Oriónidas demuestran un máximo de alrededor de 10 a 20 meteoros por hora. Afortunadamente, la luna será casi nueva, proveyendo un cielo oscuro rico para la lluvia de meteoros Oriónidas de este año. De vez en cuando estos meteoros de alta velocidad dejan colas persistentes. A veces producen bolas de fuego brillantes, entonces búscalos pasar como rayos en el cielo. Si sigues estos meteoros al revés, parecen originar del palo de la constelación famosa Orión el Cazador. Quizás conoces a Betelgeuse, la estrella brillante y borrosa de Orión. Las Oriónidas tienen un pico ancho e irregular que no es fácil predecir. Una cantidad mayor de meteoros suelen pasar después de la medianoche, y las Oriónidas son típicamente a su mejor en las primeras horas antes del amanecer. Este año, 2014, presenta un buen año para la observación de la lluvia de meteoros Oriónidas, porque la cuarta luna delgada que sale un poco antes del amanecer no obscurecerá la lluvia de este año. La mejor observación de las Oriónidas en 2014 será antes del amanecer el 21 de octubre. Inténtalo los días justo antes y después de ese día también, quedando con las horas entre la medianoche y el amanecer.

La noche del 4 de noviembre hasta el amanecer el 5 de noviembre, 2014, las Tauridas del Sur
Desafortunadamente, la luna llena obscurecerá todo menos los meteoros Táuridas del Sur más brillantes. Las corrientes de meteoroides que alimentan las Táuridas del Sur (y norte) son muy repartidas y difusas. Eso significa que las Táuridas duran mucho tiempo (el 25 de septiembre hasta el 25 de noviembre) pero no ofrecen más de alrededor de 7 meteoros por hora. Eso es la verdad aún durante la noche de pico anticipada para las Táuridas del Sur. Las Táuridas son, sin embargo, bien conocidas por tener un alto porcentaje de bolas de fuego, o meteoros excepcionalmente brillantes. Además, la otra lluvia Táuridas – las Táuridas del Norte – siempre añade unos meteoros más a la gama durante la noche de pico de las Táuridas del Sur. En 2014, la luna brillante estará visible desde el anochecer hasta el amanecer, resultando en un cielo que no es oscuro durante la noche de pico de la lluvia de meteoros Táuridas del Sur. Las Táuridas del Sur deberían producir su mayor cantidad de meteoros durante las primeras horas – entre la medianoche y el amanecer – el 5 de noviembre. ¡Recuérdate, va a ser posible observar una bola de fuego o dos, aún durante esta noche iluminada por la luna!

La noche del 11 de noviembre hasta el amanecer el 12 de noviembre, 2014, las Tauridas del Norte
Parecido a las Táuridas del Sur, la lluvia de meteoros Táuridas del Norte es de larga-duración (12 de octubre – 2 de diciembre) pero modesta, el pronóstico de su número máximo es alrededor de 7 meteoros por hora. Las Táuridas del Norte y del Sur combinan, no obstante, para proveer un rociamiento rico de meteoros por todo octubre y noviembre. Típicamente, observas la mayor cantidad de meteoros alrededor de la medianoche, cuando Tauro el Toro está a su zénit. Meteoros Táuridas suelen moverse lentamente, pero a veces muy brillantes. En 2014, una brillante luna gibosa menguante blanqueará todo menos los meteoros más brillantes durante el final de la tarde y las primeras horas de la mañana. Pero intenta observar antes de la salida de la luna la tarde del 11 de noviembre, y aún después de que salga la luna, podrías observar unos meteoros brillantes en las primeras horas de la mañana el 12 de noviembre.

La noche del 16 de noviembre hasta el amanecer el 17 de noviembre, 2014, las Leónidas
Al radiar desde la constelación Leo el León, la famosa lluvia de meteoros Leónidas ha producido unas de las mejores tormentas de meteoros en toda la historia – por lo menos una durante esta época, en 1966 – con tasas tan altas como miles de meteoros por minuto durante un período de 15 minutos durante la mañana del 17 de noviembre, 1966. Cierto, durante esa noche hermosa en 1966, los meteoros cayeron como lluvia, aunque brevemente. Algunos quiénes testiguaron la tormenta de meteoros Leónidas relataron que se sintieron como si tuvieran que aferrarse al suelo, tan fuerte fue la impresión de que la Tierra volara por el espacio, vadeando el corriente de meteoros. Los meteoros, al fin y al cabo, emanaron de un punto singular en el cielo – el punto radiante – en este caso en la constelación Leo el León. Tormentas de meteoros Leónidas recurren a veces en ciclas de 33 o 34 años, pero las Leónidas al cambiar de siglo – aunque maravilloso para muchos observadores – no era a la par con la lluvia de 1966. Y, durante la mayoría de los años, el León gimotea en vez de rugir, produciendo un máximo de alrededor de 10-15 meteoros por hora durante una noche oscura. Parecido a muchas lluvias de meteoros, las Leónidas aumentan en clamor después de la medianoche y demuestran las mayores cantidades de meteoros justp antes el amanecer. En 2014, la cuarta luna no interfería mucho con la lluvia de meteoros Leónidas de este año. La mañana de pico será el 17 de noviembre – o posiblemente el 18 de noviembre.

El 13-14 de diciembre, 2014, la media tarde hasta el amanecer, las Gemínidas
Radiando desde cerca de las estrellas brillantes Cástor y Pólux en la constelación Géminis los Gemelos, la lluvia de meteoros Gemínidas es una de las mejores lluvias de meteoros visible en el hemisferio norte o sur. Hay una abundancia de meteoros, competiendo las Perseidas de agosto, con quizás 50 hasta 100 meteoros visibles por hora a su pico. Además, meteoros Gemínidas son muchas veces brillantes, entonces, si hay una luna brillante, muchos meteoros podrían ser ofuscados por la luz dura de la luna. Estos meteoros son muchas veces tan buenos en la tarde como en las horas entre la medianoche y el amanecer. En 2014, la última cuarta luna interferirá un poco con la lluvia de meteoros Gemínidas de este año, entonces observa durante las horas de la tarde antes la salida de la luna. Tu mejor opción es observar el 12-13 de diciembre y el 13-14, desde la media tarde (9 a 10 p.m.) al amanecer.

Un consejo sobre la luz de la luna. En 2014, la luz de la luna no propondrá mucho problema para las Cuadrántidas de enero, las Eta Acuáridas de mayo, las Delta Acuáridas de Julio, las Orionidas de octubre y las Leónidas de Noviembre. Hay un momento de observación libre de la luz de la luna para las Taúridas del norte de noviembre y las Gemínidas de diciembre. La luna llena oculta las Dracónidas de octubre y las Tauridas del sur de noviembre.

Las fechas de este artículo fueron derivadas de los datos publicados por el “Observer’s Handbook” de la Real Sociedad Astronómica de Canadá y el “Astronomical Calendar” de Guy Otewell’s.

TIPS PARA OBSERVAR METEOROS
Lo más importante: Un cielo oscuro. Contar con la belleza de la oscuridad es quizá el factor principal a la hora de observar las lluvias de estrellas.

Animación creada por la NASA

Animación creada por la NASA

Conozca los horarios y las fechas. Observar en la hora correcta y en un lugar adecuado es esencial. Las fechas de las lluvias de estrellas están esparcidas a lo largo del año porque ocurren debido al movimiento de nuestro planeta a través del espacio. A medida que le damos la vuelta al Sol, cruzamos “ríos de meteoros” que están compuestos de partículas de hielo provenientes de los cometas que viajan alrededor del Sol. Cuando estas partículas entran a nuestra atmósfera, se vaporizan debido a la fricción con el aire y si la noche es lo suficientemente oscura (debido a la ausencia de luz de Luna o citadina), podemos disfrutar del espectáculo de dichas partículas al vaporizarse en la atmósfera.

¿Qué debo traer? Las lluvias de estrellas se pueden observar cómodamente desde muchos sitios, asumiendo que el cielo en el área donde vives sea lo suficientemente oscuro. Tu jardín, azotea, auto o calle puede ser el lugar perfecto para sentarte a disfrutar de este espectáculo de la naturaleza. Para hacer las cosas más agradables, no olvides llevar una cobija, una silla reclinable, un termo para alguna bebida caliente y binoculares para ver más de cerca la acción. Asegúrate de vestir con ropa que te proteja del frío ya que incluso las noches de verano pueden llegar a ser frescas, especialmente en la madrugada que es cuando se pueden observar la mayor parte de los meteoros.

¿Qué tan confiables son las predicciones? A pesar de los intentos de los astrónomos para publicar pronósticos exactos, las lluvias de estrellas siguen siendo bastante impredecibles, por lo que nuestra recomendación es que planeé salir a observar los cielos por lo menos durante una hora.

Recuerde que observar meteoros es como ir a pescar; lo importante es salir y disfrutar de la naturaleza.

Un meteoro Eta Acúarida en mayo del 2013. Esta foto gracias a Jason Gunders de Queensland, Australia. Gracias, Jason.

Un meteoro Eta Acúarida en mayo del 2013. Esta foto gracias a Jason Gunders de Queensland, Australia. Gracias, Jason.

Una Gemínida vuela sobre el Parque Nacional de Árboles de Josué. Crédito de la imagen: evosia studios

Un meteoro de Las Perseídas en agosto 2012. Esta foto fue tomada por Stefano De Rosa en Italia. Puedes más de sus fotos aquí.

From EarthSky Facebook friend Guy Livesay. He wrote, ' Didn't see many Lyrids on the 21st or 22nd in Eastern NC. This is from the 21st. There's actually 2 in this shot very close together.'

Esta foto gracias a nuestro amigo de Facebook, Guy Livesay. Él tomó esta foto de un Lírida el 21 de abril, 2013, en Carolina del Norte, EE.UU.

Un meteoro Cuadrántida tomado por nuestra amiga de Facebook Susan Jensen en Odessa, Washington, EE.UU.

Nuestro amigo de Facebook, Mike O’Neal de Oklahoma, EE.UU. tomó esta foto de un meteoro Gemínida el 12-13 de diciembre, 2012.

Un meteoro de la lluvia de estrellas la Tauridas gracias a Forrest Boone. Él sacó esta foto el 9 de noviembre, 2012 en Carolina del Norte, EE.UU. ¡Muchas gracias Forrest!

Un meteoro Dracónida en octubre 2011. Crédito de la imagen: Frank Martin Ingilæ. Usado con permiso. Más grande.

Brian Emfinger captó esta foto la mañana del 12 de agosto durante la lluvia de estrellas las Perseídas.

Un meteoro Eta Acuáridas el 29 de abril, 2012, desde el norte de Georgia, EE.UU. Imagen: NASA/MSFC/B. Cooke.

Crédito de la imagen: Jimmy Westlake