EarthSky // Artículos // Guías Astronómicas Feb 20, 2013

¿Cuál es la luna más joven que podemos ver?

El récord para ver la luna creciente a simple vista es 15 horas y 32 minutos.

La observación de la luna más joven se ha vuelto un deporte para los aficionados de la astronomía. Es decir, una luna creciente muy delgada, visto bajo en el cielo occidental por un breve periodo después del crepúsculo. Durante mucho tiempo, dos criadas británicas tenían un dudoso récord, ya que decían haber visto a la luna 14 horas y 45 minutos después de la luna nueva – en el año 1916.

Guía para ver los cinco planetas visibles

Calendario de Lluvia de Estrellas

Un récord más fiable pertenece al astrónomo Stephen James O’Meara, quien vio la luna creciente a simple vista 15 horas y 32 minutos después de la luna nueva en Mayo de 1990. El récord con una ayuda óptica pertenece actualmente a Mohsen Mirsaeed, quien vio la luna 11 horas y 40 minutos después de la luna nueva en 2002.

Una luna muy joven del 10 de febrero, 2013. Esta foto fue tomada por nuestra amiga de Facebook, Susan Gies Jensen de Odessa, Washington, EE.UU.

La luna pasa entre la Tierra y el sol una vez al mes durante la luna nueva. En el momento que no se ve la luna – traviesa el cielo con el sol durante el día. Pero alrededor de un día después de la luna nueva, se ve una luna creciente muy delgada ponerse un poco después del sol. Y esa es una luna joven – una creciente iluminada en el cielo crepuscular.

¿Te sabes los nombres de la Luna Llena?

Guía a las Fases Lunares

Cuán joven una luna puede ser depende del tiempo del año y las condiciones del cielo. Es posible ver las lunas más jóvenes – las crecientes más delgadas, lo más cercano de la puesta del sol – alrededor del equinoccio de la primavera. Esto sería en marzo para el hemisferio norte o en septiembre para el hemisferio sur.

¿Entonces cuál es la luna más joven que podemos ver? En general, es muy difícil observar una luna de menos de 20 horas de edad – 20 horas después de que la luna haya pasado aproximadamente entre la Tierra y el sol. Pero intente usted su récord personal cuando llegue la oportunidad. Recuerde, ¡hay que tener unas condiciones del cielo perfectas!