EarthSky // Artículos // El Espacio Feb 05, 2013

Deep Space Industries se une a la fiebre de oro de asteroides

Existen ricos campos de agua y metales preciosos disponibles en asteroides cercanos a la Tierra.

A principios de 2013, una nueva organización llamada Deep Space Industries, Inc. se convirtió en la segunda compañía más grande en cerca de un año a unirse a lo que se llama la nueva fiebre de oro de asteroides.

Los científicos han sabido que hay ricos campos de agua y metales preciosos disponibles en asteroides cercanos a la Tierra por varios años. Ahora, por primera vez, compañías están haciendo fila para estar entre las primeras en recoger estos recursos. Deep Space Industries ha anunciado sus planes para construir lo que están llamando “la primera flota de naves espaciales comerciales asteroide-prospectoras del mundo.”

El asteroide 2012 DA14 pasará muy cerca de la Tierra en el febrero

Concepto de una nave espacial extrayendo mineral de un asteroide. Imagen gracias a Deep Space Industries.

Firelfly es el nombre de la primera clase de nave espacial y se lanzará en 2015 en travesías que durarán de entre dos a seis meses.

Después, a principios de 2016, Deep Space dice que empezará a lanzar una nave más grande llamada el DragonFly para visitas de ida y vuelta a asteroides que traerán muestras. Según los informes, las expediciones durarán entre 2 y 4 años, dependiendo del objetivo.

Cada año se descubren más de 900 asteroides nuevos que pasan cerca de la Tierra. Deep Space dijo que esos asteroides pueden ser “como lo que fue el hierro gama de Minnesota para la industria automovilística de Detroit durante el siglo pasado – un recurso clave situado cerca de dónde era necesitado.”

¿Chocará un asteroide asesino contra la Tierra?

En este caso, el objetivo es el de utilizar los metales y combustibles de asteroides para expandir las industrias espaciales de este siglo.

Concepto de la nave espacial “Dragonfly” volando en el espacio. Imagen gracias a Deep Space Industries

Concepto de una mina en el espacio. Imagen gracias a Deep Space Industries.